3 claves para mejorar la experiencia de cliente en tu ecommerce

El proceso de decisión de compra del consumidor es un viaje que conviene conocer y comprender de antemano para proporcionarle en cada etapa una experiencia satisfactoria. Si conseguimos esto, es muy probable que consigamos fidelizarlo y que nos recomiende a amigos y familiares, aumentando nuestro volumen de negocio. Al final todos ganamos, pero ¿cómo conseguimos esto?

Podemos definir la experiencia del cliente como el computo de todas las interacciones con nuestro comercio digital. Es decir, no solo a la hora de comprar sino cómo ha llegado hasta él, cómo nos mostramos y conectamos en redes sociales, cómo recibe el cliente la información, etc.

Aquí dejamos 3 consejos que te ayudarán a mejorar la experiencia de cliente en tu ecommerce:

Cuidar la imagen y comunicación en redes sociales

La primera imagen es la que más cuenta y esto también se aplica a nuestro comercio electrónico. En muchos casos, el primer canal de entrada por el que nos conocen los posibles clientes son las redes sociales. Además de mantener una imagen unificada y de calidad (seguir un patrón de estilo que nos identifique, utilizar imágenes con buena resolución y, por supuesto, no cometer faltas ortográficas), es importante prestar atención a nuestras comunicaciones en las plataformas sociales.

Para ello, debemos ofrecer una respuesta rápida a las posibles consultas y comentarios, mostrarnos empáticos y cercanos con los usuarios. Otro dato importante es elegir las redes idóneas para nuestro negocio. Facebook, TikTok o Instagram son las más adecuadas para los negocios B2C. Por su parte, LinkedIn y Twitter pueden ser más útiles para aquellas empresas cuyo foco es el B2B. No siempre tenemos que estar en todas.

Una página web atractiva, pero sobre todo sencilla

Por mucho que tu sitio web contenga toda la información, si la estructura no es la adecuada, los usuarios no permanecerán en ella. Una página con buena experiencia de usuario ofrecerá un recorrido fácil y rápido a la hora de llenar el carrito y completar la compra. En cambio, si los visitantes se ven forzados a hacer más pasos de los que deberían, abandonarán el recorrido antes de llegar a la conversión. Es importante dotar ayudas visuales para que los visitantes sepan de forma clara dónde están y qué tienen que hacer.

Algunos puntos a tener en cuenta:

  • El usuario no debería perderse navegando por el sitio. Las barras de menús deben ser visibles y estar bien etiquetadas, indicando de forma correcta el contenido al que derivan.
  • Evitar abreviaturas y acrónimos a menos que el significado sea claro. Recuerda que lo que es obvio para ti puede no ser evidente para el usuario.
  • Menús esquemáticos y sencillos. Minimiza al máximo los submenús por los que debe pasar el usuario.
  • Es importante contar con buscador interno. Los usuarios están acostumbrados a utilizar buscadores para encontrar lo que quieren. Un sitio web con cuadro de búsqueda facilita la navegación.

Ofrecer métodos de pago variados y ágiles

Según el último Estudio Ecommerce elaborado por IAB Spain, el 21% de los usuarios abandonan el carrito de la compra si este no cuenta con una forma de pago que se adapte a sus necesidades. Es por esto que hay que generar una experiencia de compra positiva, pensando siempre en el cliente. Uno de los aspectos determinantes a la hora de seleccionar el uso de una determinada forma de pago es la flexibilidad y la comodidad, ya que cuanto más fácil le resulte al comprador realizar una compra, más elevado será el número de ventas. Por ejemplo, permitir sistemas como el e-wallet en tu empresa minimiza los pasos de pago y reduce el abandono del carrito, mejorando la conversión.

También será clave ofrecer diferentes opciones para que sea el propio usuario quien decida cuál le viene mejor según sus necesidades: tarjetas de crédito y débito, financiación, contra reembolso, transferencia bancaria…

Además, la seguridad resulta una prioridad a la hora de realizar transacciones. Todo comercio electrónico debe tener un sistema de seguridad para evitar que cualquier virus o programa malintencionado ponga en riesgo tanto el negocio como los datos que se almacenen.

Si estás pensando en cómo mejorar la experiencia de tu cliente a través de la plataforma de pago, ¡contáctanos! Te ayudaremos a buscar la mejor solución y te acompañaremos en el proceso.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!