¿Qué es el 3D Secure y cómo puede ayudar a la confianza de tu negocio?

 El 3D Secure es un protocolo de seguridad que garantiza las compras en tiendas online, de forma que disminuye el fraude. Una compra segura es un requerimiento básico para los consumidores, que buscan realizar sus compras con garantías sin apenas notar que hay sistemas que cuidan sus datos en las transacciones. Además, es una seña de confianza del negocio en el que se realizan las compras y un motivo más por el que repetir el consumo.

Según el estudio ‘El futuro de la aceptación de pagos’, publicado por UniversalPay, un 94% de los encuestados se muestra preocupado por la seguridad digital de su negocio, a pesar de que solo el 17,6% ha invertido contra el fraude electrónico tan solo una cantidad inferior a los 1000 euros. En función de los datos registrados, el 84% de las empresas encuestadas no han sufrido ningún tipo de fraude en la red y los que sí lo experimentado, un 7% ha sido por parte del cliente y en un 8% de los casos, lo sufrió su cliente.

Al iniciarse un pago certificado con el mecanismo de seguridad 3D Secure, el comercio electrónico en el que se realiza la compra dirige automáticamente al usuario a la página web de su banco en la que se deberá introducir información confidencial que no se refleja en la tarjeta. Puede ser, por ejemplo, un código numérico que la entidad financiera ha mandado al teléfono personal del cliente.

Por lo tanto, el sistema 3D Secure es un mecanismo que ofrece a los consumidores una mayor seguridad mientras que los comercios, con este certificado, ofrecen garantías a los clientes. Así se consigue facilitar el momento del pago y disminuir el fraude, como los chargebacks o contracargos que son retrocesos o devoluciones de un cargo por parte de un comercio al titular de la tarjeta después de que no esté de acuerdo con el cargo y solicita que sea reembolsada la transacción. Por ello, para luchar contra los chargebacks, es conveniente que la pasarela de pagos cuente con el servicio 3D Secure puesto que así identifican a la persona que está detrás de la transacción.

Sin embargo, las barreras de seguridad pueden ser un inconveniente para los usuarios porque les puede suponer un obstáculo para finalizar la compra. Se deben evitar medidas de seguridad que sean muy estrictas porque podrían caer las ventas del comercio debido a que el proceso es muy costoso para el cliente. Se trata, por lo tanto, de alcanzar un equilibrio entre seguridad y optimización del checkout para evitar el fraude y, a la vez, facilitar el momento del pago.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies