Cinco reglas de oro para la seguridad web

Las amenazas a la seguridad web son una realidad siempre presente. Desde los ciberataques a multinacionales hasta los virus que atacan a las plataforma de pago de las pymes, más que nunca se hace necesario garantizar la protección de los negocios ante estas amenazas potenciales. Para ello, desde UniversalPay queremos transmitir los cinco principios fundamentales para mantener intacta la seguridad de los comercios y seguir los estándares de cumplimiento para que nuestros usuarios puedan hacer compras seguras por Internet.

1: Maximizar la protección de la infraestructura de seguridad del negocio: El comercio debe contar con medidas de prevención ante los ataques. Muchas amenazas se pueden evitar con unas buenas defensas integradas dentro de la red, de las bases de datos y de las aplicaciones de la empresa.

2: Realizar pruebas periódicas de seguridad: Es importante ejecutar constantemente pruebas de seguridad web, que abarquen desde el análisis de vulnerabilidad hasta las pruebas de acceso manual. De esta forma, se marcan los puntos de exposición antes de que los ciberdelincuentes puedan conseguirlo de forma “violenta”. Así, el negocio podrá adelantarse a los ciclos de vida de desarrollo de software, cambios de configuración, cambios en las tecnologías de la información y otros factores que podrían dejar la puerta abierta a las amenazas cibernéticas. Un inconveniente que sustenta el éxito de las pruebas de seguridad son las habilidades necesarias para ejecutarlos. Por ello, los comerciantes deben considerar asociarse con un experto a terceros si quieren contar con el soporte interno apropiado.

3: Realizar el control de seguridad 24 x 7: Según el informe de seguridad Global 2016 Trustwave, solo el 41% de los ataques se descubrieron por las propias víctimas del mismo. A pesar de que este porcentaje aumenta cada año, aún existen dificultades para las empresas a la hora de gestionar la supervisión de la seguridad web por cuenta propia y respaldar las compras seguras por Internet con precisión.

4: Búsqueda de amenazas: Buscar amenazas es un tipo de estrategia ofensiva y es una opción más realista y efectiva que otro tipo de tácticas en este sentido, pues la búsqueda de amenazas implica el acto manual de recolección y análisis de datos de seguridad.

5: Organizar una estrategia de respuesta a incidentes actuales: El comerciante ha de asegurarse de que existe un plan de respuesta ante un posible incidente. Es necesario prepararlo y comprobarlo regularmente para saber qué medidas tomar en caso de violación de datos. Más allá de este plan, también es importante señalar y desarrollar un equipo de respuesta interna para sus empleados que genere compromiso y confianza. Una buena manera de preparar a los empleados es mediante simulacros que prueben y perfeccionen sus procedimientos.

Más allá de estos cinco consejos, asegurarse de que el negocio es compatible con PCI es otra manera para afrontar las amenazas cibernéticas. Por eso, desde UniversalPay hemos implementado la pasarela de pagos Snap*, que está dotada con los más altos estándares de seguridad web para el manejo, procesamiento, transmisión y almacenamiento de datos de la tarjeta y que sus usuarios realicen compras seguras por Internet con total confianza. Snap* ofrece 3D-Secure y filtros parametrizables para prevenir el fraude en las transacciones electrónicas y su tecnología permite al comercio identificar vulnerabilidades en el sistema de procesamiento de tarjetas, ordenadores, servidores, apps, cestas de compra online, redes sociales y comunidades online, sistemas de almacenamiento y transmisiones de datos a los proveedores de servicios.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies