¿Cómo vender a los millenials?

Si nunca te has planteado esta pregunta, no dejes pasar un día más sin hacerlo, estás perdiendo la oportunidad de adaptar tu negocio a ocho millones de consumidores potenciales. Conocer los hábitos de consumo de la generación millenial es imprescindible para poder hacerles llegar tus productos o servicios. Te damos lasclaves para descubrirla:

Nacieron entre 1981 y 1999, hace ya tiempo que dejaron atrás la adolescencia y están actualmente disfrutando de su plena juventud (la década de mayor nivel de gasto en el ciclo vital de una persona). Nacieron en un entorno de prosperidad económica y social generalizada, pero llegaron a la veintena inmersos en una de las mayores crisis económicas de la historia, lo que truncó parte de sus aspiraciones soñadas, especialmente en el ámbito laboral. Esta extraña combinación hace que en la generación millenial se mezclen características contradictorias como el hecho de que sean poco materialistas, pero inviertan todo lo que tienen para conseguir el último modelo de smartphone. De entre todas sus particularidades, hay tres cosas que debes conocer y tener en cuenta para poder venderles:

Son exigentes e infiles (a las marcas)

Aunque sepan lo que es vivir una crisis, no podemos olvidar que nacieron en plena bonanza económica, acostumbrados a tenerlo todo, todo y todo. Probablemente ha sido esto, sumado a su amplia formación académica y constante conexión con la información, lo que les ha convertido en personas exigentes y críticas. No se conforman con cualquier cosa y eso debes tenerlo en cuenta en tu negocio. Con los millenials se acaba el “cliente para toda la vida” porque ellos buscan la mejor opción sin casarse con nadie. Quizás no están interesados en comprar una casa o un coche último modelo, pero sí unos auriculares inalámbricos, un patinete eléctrico o un menú degustación de comida vegana de kilómetro cero.

Ten esto presente para que tu producto y tu servicio les impacte cuando pasen por tu negocio (de forma online o presencial). Sus compras son impulsivas y debes aprovechar el momento en el que pasan por tu casa.

Son nativos digitales

La generación millenial ha sido la primera que ha crecido pegada a la pantalla (sus sucesores lo hacen pegados a Internet) y eso se nota y mucho en sus hábitos de consumo. Por ejemplo, en el año 2017 España se situó como el quinto país del mundo en la utilización del teléfono móvil. Frente a este dato, ignorar la importancia del móvil en los procesos de compra sería un error. Lo que no se compra a través de Internet, se consulta y se compara oline antes de llegar a la tienda física. Teniendo esto en cuenta, es imprescindible que tu negocio tenga una buena presencia en la red, mostrando bien tu producto y tu servicio. Siempre que te sea posible, prepara tu página web para la venta y asegúrate de tener fórmulas de pago rápidas y seguras (no olvidemos que estamos frente a compradores exigentes).

Los clientes que llegan a la tienda, además, lo hacen con su smartphone en la mano por lo que puedes contar con aplicaciones que, por ejemplo, muestren anuncios y ofertas exclusivas para ellos. A la hora del pago, por supuesto, no olvides contar con opciones como el contactless para facilitar que los clientes puedan finalizar su compra con solo acercar su teléfono móvil al terminal del punto de venta (sin pin, sin firma, sin huella dactilar).

Son exhibicionistas

A los millenials no les gusta vivir en el anonimato, más bien al contrario. Todo lo que hacen e incluso piensan tiene reflejo en las redes sociales así que es muy probable que cuenten en la red la experiencia que han vivido en tu establecimiento, ya sea a través de una crítica en Tripadvisor o una foto en Instagram. Más allá de ofrecer un buen producto o servicio, debes estar preparado para escucharles online y poder responder tanto a las críticas buenas como a las negativas. Sé el primero en comentar, responder o incluso compartir lo que tus clientes dicen de ti. No solo controlarás la imagen que proyectas, sino que tendrás una oportunidad inmejorable para mejorar aquello  que no acaban de funcionar bien.

No olvides, además, que las redes sociales te brindan  una gran oportunidad de venta directa si cuentas con formas de pago online para Ecommerce. Con ellas, por ejemplo, a través de un mensaje privado de Facebook puedes facilitar al usuario un enlace directo para que realice una compra en un solo clic.

Los millenials no son la generación del futuro sino del presente. Adaptar tu negocio a ellos, por lo tanto, más que una opción es una garantía de ventas.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies