Emprendimiento en España, claves y consejos para triunfar

Emprendimiento en España, claves y consejos para triunfar

El inicio de un nuevo año siempre es un buen momento para reflexionar y proponerse nuevos objetivos. Por eso estamos convencidos de que muchos valientes tantean estos días la posibilidad de montar un negocio propio en 2020. Si eres uno de ellos, atento a este post sobre emprendimiento en España. Además de hacer un repaso al estado del emprendimiento en España, vamos a dar algunos consejos para emprendedores, imprescindibles si quieres lanzar tu propio proyecto empresarial.

Según el último estudio de Mobile World Capital de Barcelona, España cerró 2019 con 5.115 nuevas startups. ¿Triunfarán todas ellas? ¿Lograrán sus creadores vivir de este proyecto empresarial? Evidentemente no en todos los casos, pero sí en algunos de ellos, de hecho, la estadística dice que solo una de cada diez startups sobreviven más a los tres primeros años de vida. Pero no desesperes, los datos también indican que los emprendedores en España que logran triunfar, son aquellos que han montado más de un negocio, de hecho, las posibilidades de éxito aumentan a medida que crece también la experiencia del emprendedor. Según el Mapa del emprendimiento South Summit 2019, la probabilidad de fracaso con la primera startup es del 45% pero con la tercera la cifra disminuye baja al 16%. Perseverar, por lo tanto, es una herramienta imprescindible para poner en marcha proyectos empresariales.

Según este mismo estudio de South Summit 2019, el emprendedor medio en España es un hombre (en el 81% de los casos) de 34 años con estudios universitarios y en la mayoría de ocasiones funda el proyecto con un socio y tiene entre dos y cinco empleados. ¿A qué se han dedicado los nuevos proyectos empresariales puestos en marcha por estos perfiles en el último año? Principalmente a la salud, eCommerce, servicios, turismo y hostelería y fintech. Tanto si tu idea se basa en uno de estos campos como si es algo totalmente rompedor e innovador, deberías aplicar estos 5 consejos para emprendedores. Te ayudarán a que la idea sea un éxito:

1. Prepárate para el fracaso, el éxito llega después

Como ya hemos mencionado anteriormente, la experiencia es una clave de éxito para las startups. Por ello, si tu primer proyecto fracasa no lo veas como tal, sino como un aprendizaje que te permitirá conseguir mejores resultados en el futuro. Según South Summit, el 54% de emprendedores españoles del último año es lo que se conoce como emprendedor en serie, es decir, que ha lanzado más de una startup. Por lo tanto, no desistas si tu proyecto no funciona, dale forma para que una nueva idea sí lo haga.

2. Diversifica las fuentes de financiación

El informe GEM 2018-2019, elaborado por el Observatorio del Emprendimiento en España, señala la dificultad de encontrar financiación para emprender, como uno de los elementos que más lastra a los emprendedores en nuestro país.  Por ello, te aconsejamos que desde el inicio busques diversificar al máximo las fuentes de financiación.

  • Fondos propios. Es muy importante que valores el porcentaje de inversión que puedes permitirte. No importa lo espectacular o innovadora que pueda ser tu idea, nunca pongas en juego todo tu capital ya que en el éxito influyen muchos factores y podrías perderlo todo.
  • Crédito bancario. Aunque dada la situación económica actual puede parecer difícil de conseguir, la diversidad de bancos puede ser un buen aliado. Visita todas las entidades bancarias necesarias y valora las condiciones de crédito que ofrece cada una. En ocasiones, entidades más pequeñas o desconocidas pueden ofrecerte acuerdos interesantes.
  • Crowdfunding. A priori puede parecerte una misión imposible pero lo cierto es que la historia reciente del emprendimiento en España nos ha mostrado ya varios casos de éxito gracias a este sistema. Tanto si utilizas webs especializadas en el crowdfunding como si inicias nuevas vías para esta financiación mancomunada, es una opción viable siempre que la idea del proyecto sea potente y tenga engagement.
  • FFF. Por sus siglas en inglés, Friends, Family and Fools, es decir, amigos, familia e “incautos” a los que conoces y que ven tu proyecto atractivo y desean invertir en él. Lo mejor es que valores muy bien el límite de inversión para este tipo de perfiles y les informes de los riesgos y beneficios a los que se exponen para que, en caso de que la cosa no funcione, no pierdas un negocio y también un amigo. Apuesta por personas que tengan plena confianza en ti y, sobre todo, que no vayan a necesitar el dinero a corto o medio plazo. Si necesitan retirar su inversión, puede sufrir un grave revés.
  • Fondos privados. Desde los fondos de capital de riesgo hasta los business angels, son opciones viables cuando el proyecto empieza a crecer. Para lograr fondos a través del capital de riesgo será necesario que tu proyecto esté ya rodando, con intención de crecer todavía más, y conseguirás la financiación a cambio de ceder parte de tu empresa. En el caso del business angel, es decir, especialistas en la inversión, no es necesario que tu proyecto sea grande pero sí que tenga visos de serlo en un futuro. Este tipo de inversores apuestan por proyectos con mucho potencial y en ocasiones no solo aportan dinero sino también su experiencia de gestión.
  • Organismos públicos. Una de las fuentes de financiación más seguras, pero, a la vez, más difíciles de acceder. Muchos emprendedores en España aluden precisamente a la falta de financiación pública actual como impedimento para la emprendeduría. Nuestro consejo es que te dirijas no solo a organismos nacionales sino también a autonómicos e incluso locales, a través de incubadoras de emprendimiento que suelen ayudar en la financiación, aunque con pequeñas cantidades.

3. Únete a partners de confianza

Ni siquiera el Llanero Solitario cabalgaba solo sino en compañía de su inseparable Toro. Haz lo mismo y alíate con partners que puedan dar forma y sobre todo seguridad a tu proyecto: desarrolladores, diseñadores, distribuidores, etc.  En el caso del sistema de pago que integres en tu proyecto, por ejemplo, debes asegurarte de contar con un sistema que te permita no solo adaptarte a todas las opciones de pago que demanda el público sino hacerlo, además, con todas las garantías de seguridad y esto tanto en un proyecto digital como en una tienda física. Recuerda que en UniversalPay puedes solicitar asesoramiento sobre las características más adecuadas que debe tener tu pasarela de pago en función de tu modelo de negocio. Asímismo, podemos asesorarte sobre las tarifas planas más adecuadas según las expectativas de facturación que tengas y modificarlas a medida que tu empresa crece, de forma que consigas siempre la máxima optimización de costes.

4. Busca ayuda para la burocracia

Ya hemos comentado que las subvenciones públicas son escasas, pero hay que tratar de conseguirlas y, además, estar pendiente de otros beneficios como las exenciones y ayudas de financiación para emprender. Además de la financiación, en función del tipo de negocio que montes, también necesitarás ponerte al día en cuestión de tasas, regulación y normativa de todo tipo, desde licencias contra incendios hasta riesgos laborales. Puedes lidiar solo con todo ello pero es recomendable que, siempre que las cuentas te lo permitan, te centres en el proyecto empresarial y busques ayuda en administradores y gestores especializados para toda esta burocracia.

5. Fórmate

Tener una buena idea no es lo único necesario para que un proyecto funcione. Analiza tus puntos débiles a la hora de poner en práctica el proyecto y fórmate para poder lidiar con ellos con los mayores conocimientos posibles. ¿Gestión, estrategia, diseño, marketing? Detecta los conocimientos que deberás poner en práctica y asegúrate de manejarlos bien antes de ponerte en marcha. Incluso aunque vayas a contar con un partner para alguno de ellos, es importante que tengas una base de conocimiento para poder valorar si las cosas se están haciendo de forma correcta.

Aplicar estos consejos para emprender es una buena base para lograr el éxito con un nuevo negocio, pero no olvides el ingrediente estrella que nunca debe faltar: la motivación. Si pones un proyecto en marcha simplemente porque te parece “un buen negocio” será difícil que le dediques las horas y el entusiasmo para sacarlo adelante. Procura que esa idea sea algo que te motive, que te guste y que te interese para que el esfuerzo sea más gratificante. Recuerda que, aunque los activos digitales o servicios son actualmente el principal objeto de emprendimiento en España, uno de los grandes retos en este momento son los productos físicos. Con el mercado de la artesanía en alza, la elaboración de un producto con sello propio y diferencial puede ser  también un gran éxito. ¿Te animas a probar?

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies