Consejos sobre cómo organizar mi tiempo en el trabajo si eres tu propio jefe

Cómo organizar tu tiempo en el trabajo

Cuando eres tu propio/a jefe/a, tienes empleados a tu cargo y se activan diversos protocolos sanitarios que afectan a tu negocio debido a la pandemia por la Covid19, se hace más necesario que nunca sentarte y reflexionar sobre cómo estás gestionando el tiempo que le dedicas a tu empresa y si es necesario realizar algún cambio al respecto.

La clave: la correcta organización. Tu negocio, como tu vida fuera de él, necesitan la atención que se merecen sin que suponga un gran sacrificio en beneficio de una u otra. Y por esto, en el siguiente artículo te daremos 5 consejos sobre cómo organizar tu tiempo en el trabajo cuando eres tu propio/a jefe/a.

1. No te saltes nunca tu horario de trabajo

Aunque establecer un horario fijo de entrada y salida parece fácil, cumplirlo no lo es tanto, y menos cuando acabas de abrir tu propio negocio. Sin embargo, organizando bien tu tiempo vas a evitar dedicarle más tiempo del necesario para dedicárselo a otras actividades más beneficiosos para tu empresa como, por ejemplo, cursos online.

En la situación en la que estamos viviendo actualmente, en la que muchas empresas se han visto obligadas no solo a llevar la gestión de la tienda física, sino que también han comenzado a digitalizar su negocio para ofrecer sus productos y servicios a través de un ecommerce, las labores de control y gestión se multiplican por dos. Asumir correctamente ambos canales necesita más que nunca una planificación del tiempo que se le dedica a uno u otro para conseguir aumentar la productividad y continuar ofreciendo un excelente servicio.

El primer consejo que te damos es el de determinar el horario de entrada y salida, o si trabajas a través de ecommerce, el horario de conexión y desconexión. Esto te mantendrá motivado/a para ir asumiendo a través de un planning qué funciones requieren mayor o menor atención. Y muy importante, además, la conciliación con tu vida personal mejorará considerablemente.

2. Revisa y prioriza

¿Qué es lo primero que haces cuando llegas a tu puesto de trabajo? Según los expertos, es aconsejable revisar la lista de tareas y determinar el orden de prioridad para llevarlas a cabo.  

Aunque a lo largo del día pueden surgir diversos imprevistos o tareas que no estaban planificadas, es muy importante dedicar esos primeros minutos del día a detallarlas en una agenda o en cualquier dispositivo para poder llevar un control y que no se te olvide ninguna. Así mismo, te permitirá priorizar cuáles son las más importantes y cuáles son las menos urgentes para desplazarlas y llevarlas a cabo a lo largo del día. Nosotros te recomendamos que investigues las posibilidades que ofrecen los diferentes softwares que puedes encontrar en Internet, tanto gratuitos como de pago, enfocados en organizar tareas, o incluso que compruebes si tu CRM ofrece esta posibilidad. De esta manera podrás centralizar la gestión de los clientes y de tu propio tiempo para conseguir ser más eficaz.

3. Busca aliados con partners de confianza

Como ya hemos indicado en anteriores artículos, los hábitos de los consumidores están cambiando a un ritmo acelerado y adaptarse a ellos cada vez es más complicado, y aún más si no cuentas con ningún partner de confianza. 

¿Por qué es tan importante? Bien, imagina que has lanzado un ecommerce recientemente y tus previsiones han sido mejor de lo que esperabas. Comienzan a llegar numerosos pedidos y los envíos a los clientes comienzan a retrasarse porque ha ocurrido un error en la pasarela de pagos. En este caso, es muy importante contar con un partner de confianza que sepa solucionarlo y adaptarse a tu negocio, como UniversalPay, que, además, dependiendo de tus necesidades puede ofrecerte la tarifa más adecuada. 

Y es que son muchas las ventajas que ofrece este tipo de alianzas, pero una de las más importantes es la que tratamos en este artículo: la correcta gestión del tiempo. Contar con el conocimiento y el apoyo de un partner además te ofrecerá seguridad en tu proyecto y te ayudará a diversificar los problemas que puedan ir surgiendo.

4. Un descanso por favor

Sabemos que cuando uno/a es su propio/a jefe/a, sin nadie que esté pendiente de tu trabajo, es complicado no distraerse. Por eso, es muy importante ser disciplinado/a y establecer períodos de descanso.

Tan importante es organizar el tiempo de trabajo como saber cuándo tomarse un descanso. Según los estudios, dependiendo del tipo de trabajo, un descanso aproximado de 10 o 15 minutos cada 2 horas mejora notablemente la productividad ya que te permite desconectar y no estar pensando en otros temas fuera del ámbito laboral. 

5. No todo es trabajo

Quizás este sea el consejo más importante y difícil de llevar a cabo hasta ahora. Saber diferenciar el tiempo que dedicas a tu empresa del que dedicas a tu tiempo de ocio es a veces imposible pero muy necesario, y a la larga el que mejores resultados te ofrecerá.

¿Por qué? Al igual que te aconsejábamos organizar tu tiempo durante la jornada laboral, es recomendable también hacerlo con el tiempo de ocio ya que así evitarás caer en la rutina de llegar a casa y no prestarle atención a tus familiares o amigos. Practicar tu deporte favorito o dedicarle tiempo a algún hobbie son dos actividades que te liberarán de la tensión del día y te ayudará a despejar la mente para comenzar un nuevo día con ganas.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!