Dropshipping, qué es y sus ventajas e inconvenientes

El comercio electrónico cerró 2018 como un año de récord en España, con un crecimiento de cerca del 30% y la abrumadora cifra de 10.000 millones de euros facturados en un solo trimestre. Cada vez más, el negocio está en la red y por ello las estrategias e incluso modelos de venta online se diversifican. Una de las tendencias al alza son las tiendas dropshipping, que te permite vender sin producir ni enviar un solo producto. ¿Cómo hacer dropshipping? Te lo contamos en este post.

Dropshipping ¿Qué es?

Las tiendas dropshipping consisten en vender a través de Internet sin ser ni el productor, ni el distribuidor del producto, es decir, solo gestionas la venta al cliente. Con este modelo, tú vendes en tu web pero es el proveedor del dropshipping quien finalmente le envía la mercancía al cliente, de forma que evitas tener almacenaje, productos en stock y sistema de distribución. Simplemente gestionas una página web de ventas.

Lo primero que debes saber sobre las tiendas online dropshipping es que, al contrario de lo que muchos piensan, conseguir beneficios con este tipo de comercio online no es pan comido aunque, si juegas bien tus cartas, podrás ganar dinero sin demasiados quebraderos de cabeza, o por lo menos no tantos como con un eCommerce convencional.

¿Cuáles son las ventajas del dropshipping?

Aunque no todo sean beneficios en las tiendas dropshipping, existe un buen punto de partida: menor inversión que en un eCommerce tradicional y, sobre todo, menor exposición a pérdidas. Estas son sus principales ventajas:

  • Sin almacenaje. Puesto que tú solo realizas la venta, no necesitas almacenaje para tus productos ni debes preocuparte por los niveles de stock requeridos.  No solo reduces la infraestructura a mínimos, tanto de local como de personal, sino que evitas quebraderos de cabeza para calcular las existencias de los productos.
  • Sin cadena de distribución. Es el proveedor del dropshipping quien enviará al cliente el producto que tú vendas, por lo tanto, te evitas toda la gestión logística no solo de envíos sino también de devoluciones.
  • Mínima inversión en infraestructura. Como te explicaremos en la segunda parte del post, el principal gasto de este tipo de comercio se destina a la inversión en publicidad, la programación y el posicionamiento SEO y SEM. Por ello, la inversión tanto en instalaciones como en personal es mínima. Tú solo puedes gestionar tu tienda dropshipping desde el salón de tu casa.
  • Diversificación de productos. Este sistema de venta online te permite máxima libertad a la hora de elegir el producto con el que quieres trabajar. De ti dependen los motivos para trabajar con un proveedor u otro: proximidad, tiempos de entrega, especialidad, etc.
  • Posibilidad de negociar tu beneficio. Con la técnica de dropshipping el beneficio se encuentra en el margen que consigas sumarle al producto inicial (transporte incluido), por lo tanto, tus ingresos pueden aumentar en función de tu capacidad de negociación con el proveedor.

¿Cuáles son los inconvenientes del dropshipping?

Como en todo modelo de negocio, también con el dropshipping encontrarás piedras en el camino y, en este caso, la principal es que esta forma de venta necesita de paciencia y mucha supervisión. Sí, quizás esto te sorprende después de saber que no tendrás stock, ni almacenaje, ni envíos, etc. pero para que los clientes lleguen a tu web necesitarás de un gran trabajo de publicidad y revisión constante de tu posicionamiento. Estas son las desventajas de las tiendas dropshipping frente a un eCommerce convencional:

  • Alta inversión en publicidad y SEO. Una tienda online dropshipping funciona únicamente a través del éxito de posicionamiento, por lo tanto, debes hacer inversión para lograr un buen SEO en tu página y anuncios, ya sean en buscadores, páginas web concretas o redes sociales. Si eres constante y “mimas” tu proyecto, podrás ver pronto sus frutos.
  • Plazos de entrega. Dado que tú no tienes almacenamiento, dependes totalmente de los plazos de entrega de los proveedores con los que trabajes y muchos de ellos están en el extranjero, especialmente en China, lo que puede hacer que el tiempo de entrega se alargue. Puedes solucionar esto buscando proveedores con almacenes de distribución en Europa o incluso especializarte en productores locales (en función tipo de producto al que te quieras dedicar).
  • Varios proveedores dropshipping en una misma compra. Si trabajas con varios proveedores, puede darse el caso de que el cliente, en un mismo proceso de compra, adquiera dos o más productos y que cada uno de ellos sea de un proveedor diferente. Puesto que la logística corresponde a cada proveedor, cada uno de ellos le cobraría al cliente los gastos de envío. Piensa en un mensaje de aviso para tu cliente ofreciéndole algún tipo de compensación como descuentos, ofertas para próximas compras, etc.
  • Elevada competencia. Por la poca inversión y riesgo que requiere este método de venta, la competencia es elevada. No pierdas el tiempo con nichos de mercado muy copados. Apuesta por tendencias nuevas que detectes y, cuando la oferta se multiplique, busca un nuevo producto a comercializar.
  • Dificultad para aplicar controles de calidad. Ni el estado del producto, ni los plazos de entrega dependen directamente de ti, por lo tanto, pierdes el control sobre un aspecto básico para garantizar la satisfacción del cliente. No ocurre lo mismo con el proceso de pago que sí depende exclusivamente de tu página web. En este sentido es importante que cuentes con una pasarela de pago fiable que permita al cliente pagar con seguridad y rapidez e incluso con métodos innovadores como en pago a través de enlaces (incrustados en emails o redes sociales) que te permite UniversalPay.

En cualquier caso, siempre debes buscar fórmulas para tener feedback de la experiencia del cliente. A través de emailing o seguimiento en redes sociales, ponte en contacto con él, conoce su grado de satisfacción y asegúrate de que existe un buen servicio. Mimar tu negocio es la única garantía de tener éxito con las tiendas dropshipping, un modelo de negocio con ventajas e inconvenientes pero, sin lugar a dudas, la mejor opción para iniciarse en el mundo del eCommerce sin exponerse a grandes pérdidas.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies