Email marketing: 10 trucos para una estrategia de éxito

Email marketing

Las tendencias en marketing varían con mucha facilidad y, a menudo, lo que hoy es trendy mañana puede estar desfasado. Es lo que ha ocurrido con el email marketing al que en los últimos tiempos algunos han llegado a considerar una herramienta de marketing digital demasiado tradicional o poco efectiva. Nada más lejos de la realidad. El email marketing sigue vivo y, si utilizamos las estrategias correctas, puede darnos grandes resultados.

Como nos gusta hacer siempre en este blog, empecemos por el principio.

¿Qué es el email marketing?

Su propio nombre lo deja claro, se trata de una herramienta de marketing basada en los emails o correos electrónicos. Es decir, cuando usamos esta estrategia, buscamos contactar con nuestros clientes potenciales a través de comunicaciones que les enviamos vía email.

Si tenemos en cuenta que la sociedad española está cada vez más digitalizada, según el último estudio de IAB Spain el 96% de la población mayor de 14 años tiene smartphone, tiene todo el sentido del mundo que contactemos con nuestros clientes potenciales a través de la red. El email marketing es un buen canal de comunicación con los consumidores, tal como han demostrado los datos recogidos durante la crisis del COVID-19: según los datos de Bouncex que recoge PuroMarketing, la ratio de aperturas del email marketing ha aumentado un 25%. Hemos estado encerrados, pero nos hemos comunicado más y las empresas que no podían dar el servicio habitual, han contactado con sus clientes a través del correo electrónico para trasladar todo tipo de mensajes, desde nuevas operativas hasta simplemente mensajes de apoyo.

Se trata del último ejemplo que confirma que esta estrategia, bien utilizada, puede resultar de gran utilidad. Entre todas las ventajas que tiene el email marketing, hemos seleccionado las cuatro con mayor peso:

Permite informar de novedades comerciales

El email marketing te permite informar a tus clientes de cualquier novedad en la oferta de productos o servicios. Gracias a los emails, no necesitas esperar a que los clientes accedan a tu web para conocer las novedades que ofreces, puedes llegar hasta ellos y acercarles los nuevos datos. Tampoco necesitas invertir en una gran campaña de publicidad, ni siquiera crear un sinfín de materiales audiovisuales nuevos, más allá de las imágenes que incluyas en el email. Comprobar las ratios de apertura del correo, además, te permite saber con mucha fiabilidad el número de personas que conocen esa novedad de tu negocio.

Es un método de comunicación poco invasivo

Como te contaremos más adelante en este post, la persona que recibe tu newsletter o correo electrónico lo hace, mayoritariamente, porque previamente ha comunicado su voluntad de hacerlo. Es decir, es una persona predispuesta a recibir novedades sobre tus productos o servicios. Esta es una ventaja que no puede darte ningún otro tipo de publicidad. Aquí sabes que el destinatario ya tiene cierta simpatía y conocimiento ante tu marca, de hecho, lo más probable es que ya haya comprado en alguna ocasión. Aprovechar esta predisposición es prácticamente una obligación.

Alimenta el recuerdo de marca

No importa cuánto tiempo hace que un cliente compró tu producto o servicio, mientras siga recibiendo tus emails, tu marca permanecerá en su recuerdo. De esta forma, es muy probable que cuando vuelva a necesitar un servicio similar, tu marca vuelva a su mente.

Veámoslo con un ejemplo. Tienes una empresa de impresión de álbumes digitales y un cliente imprime uno por Navidad para regalárselo a un familiar, de paso, se da de alta en tu newsletter. Cuando llega el Día de la Madre -cinco meses después- vuelve a querer regalar un álbum digital y, a pesar de la gran oferta que hay en el mercado, la empresa en la que piensa en primer lugar es la tuya, ya que lleva semanas recibiendo tus comunicaciones. Gracias al email marketing, estás en su top of mind.

Ayuda en la fidelización

Vender a un nuevo cliente resulta cinco veces más caro que vender a uno habitual, por lo tanto, cuando a través de un email llamas a la puerta de un cliente que compró tu producto y se suscribió a tu newsletter, estás mucho más cerca de conseguir una venta a bajo coste. Seguir en contacto con él, informado sobre tus novedades en productos y servicios, hace que tengas muchas más posibilidades de volver a venderle.

10 trucos para que el email marketing funcione

Ahora que te hemos explicado las ventajas que tiene el email marketing es importante también que sepas que, para que esta estrategia funcione bien, debes cuidar y mimar cada email. Estos diez trucos te ayudarán a mejorar los resultados de tus envíos:

1. Depura tu base de datos

No todo vale cuando se trata de conseguir el listado de personas a la que hacer llegar tus emails. Ni comprar bases de datos, ni enviarlos a personas que simplemente han pedido un presupuesto, ni siquiera a quienes han comprado alguna vez en tu negocio. Para que los envíos sean efectivos y, sobre todo, no se perciban como algo intrusivo, debes enviarlos únicamente a las personas que han solicitado o aceptado explícitamente recibir tus comunicaciones.

Para rizar el rizo, lo ideal sería poder segmentar la base de datos a la que envías tus comunicaciones. De esta forma, por ejemplo, se puede enviar ofertas diferenciadas a los distintos tipos de huéspedes que hay en un hotel: a la familia, ofertas para viajar con niños; a la pareja, planes románticos; a quienes viajan solos, precios exclusivos. Lo mismo ocurriría, por ejemplo, en un restaurante donde se personaliza el email para personas que han cancelado una reserva en el local: “Nos quedamos con ganas de verte”.

2. Incluye enlaces de entrada y salida

Una de las herramientas que te garantiza tener depurada tu base de datos es incluir la doble confirmación de suscripción. Una vez el cliente ha clicado en el botón para suscribirse, recibe un correo electrónico donde debe clicar de nuevo para corroborar su suscripción. De esta forma, evitas tener en tu listado de envíos a personas que no querían realmente suscribirse, así como bots o incluso emails masivos introducidos por la competencia.

Lo mismo ocurre en el caso de darse de baja de la suscripción. Es importante que este proceso sea sencillo y de fácil acceso para que el destinatario pueda darse de baja rápido y no recibir comunicaciones que no quiere.  Siempre es positivo, además, incluir un listado de motivos por los que se da de baja para que su opinión nos ayude a mejorar los próximos envíos.

3. Ofrece un extra a los receptores de tus emails

Un consumidor que recibe tus comunicaciones no puede ser un consumidor cualquiera, merece un lugar especial en tu estrategia de ventas. Por ello, un buen truco es ofrecerles algo a cambio de suscribirse a tus envíos: un descuento en su primera compra, un material informativo exclusivo (en el caso de vender servicios, por ejemplo), ser el primero en conocer el próximo lanzamiento de un producto, etc. Más allá de la suscripción, también puedes ofrecer a los receptores de tus correos ofertas exclusivas de forma periódica. Se trata de trasladar la premisa de que “recibir nuestra newsletter, tiene premio”.

4. Combina el outbound  y el inbound marketing

Se trata de dos conceptos con los que debes familiarizarte en caso de querer lanzarte al email marketing. Mientras el outbund se refiere exclusivamente a las comunicaciones donde hablamos de ofertas y precios, en el inbound hablamos de nuestro producto o servicio siempre a través de contenidos de utilidad para el destinatario, un contenido con valor añadido. Lo ideal sería poder combinar en nuestros envíos ambos tipos de comunicaciones.

Como siempre, es mucho más sencillo de ver a través de un ejemplo. Si tenemos un restaurante, en nuestro email quincenal podemos enviar una oferta de menú para San Valentín (outbound marketing) pero también un vídeo-tutorial con la receta para preparar una tarta romántica con forma de corazón (inbound marketing). La oferta será atractiva, pero muchos clientes verán también de utilidad el tutorial con el que generamos contenido de interés. De esta forma, se puede conseguir una venta a la vez que generas imagen de marca y te colocas en su top of mind.

5. Utiliza enlaces de pago

Si la comunicación que enviamos en el email es lo suficientemente atractiva o convincente, puede que el destinatario quiera adquirir ya uno de tus productos o servicios, ¡pónselo fácil! Puedes utilizar enlaces de pago en las propias imágenes para que, con solo clicar en ellas, lleven al cliente directamente a la página final de pago. Facilitamos el embudo de conversión al máximo.

6. Incluye enlaces para compartir en redes sociales

Tanto para informaciones de utilidad como para ofertas irresistibles, incluir enlaces para compartir en redes sociales permite que tus comunicados lleguen a más gente. No olvides en este sentido que WhatsApp es una red social más, de hecho, una de las más utilizadas para compartir ofertas con familiares y amigos así como para consultar en el proceso de decisión de compra.

7. Apuesta por la calidad y no por la cantidad

En el caso del email marketing se evidencia el refrán “lo poco agrada y lo mucho cansa”. Es importante que lo tengas en cuenta a la hora de decidir la periodicidad de tus envíos. ¿Semanal, quincenal, mensual? La periodicidad que elijas debe ser aquella que te permita realizar envíos interesantes y de calidad para el receptor. Si no hay novedad, si no hay un valor añadido en tu email, no lo envíes.

8. Deja que tus clientes te den feedback

La mayoría de newsletter que envían las compañías proceden de correos electrónicos no-replay, es decir, en ningún caso el receptor puede hacer un “responder” a dicho correo. Al hacerlo, pierdes una oportunidad de oro para conocer el feedback de tus clientes potenciales. Si pueden responder al email, sabrás qué opinan sobre ello. Es evidente que puedes recibir todo tipo de comunicaciones, desde peticiones de información hasta críticas por el contenido o directamente peticiones de baja de la base de datos, pero todo ello te resulta útil para saber cómo funciona tu estrategia de email marketing.

9. Personaliza tus envíos

Es un clásico, pero, ¿a quién no le gusta sentirse especial? Si recibimos un email a nuestro nombre, nos sentimos aludidos y tenemos una mayor predisposición a leerlo. Lo mismo ocurre con los asuntos del email, un titular llamativo, original, con algún emoticono, destacará en la bandeja de entrada del destinatario y tendrá más puntos para ser uno de los elegidos para no acabar en la papelera.

10. Cuida el diseño

Como en el caso de las bases de datos, en el diseño de emails, no todo vale. Existen muchas herramientas para realizar los emails de forma sencilla, sin necesidad de diseñadores gráficos ni maquetadores, pero no significa que se pueda hacer un email de cualquier forma. Debes cuidar las imágenes (libres de derechos o creative commons), la ortografía, la redacción de los textos, etc. No olvides que estás transmitiendo tu imagen de marca en cualquier envío.

Estos diez consejos no solo te ayudarán a conseguir mayor éxito en tus envíos, sino que te permitirán combatir los dos grandes enemigos que ha tenido el email marketing en los últimos tiempos: el uso excesivo y la baja calidad de contenidos.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies