Cómo emprender un negocio desde casa con éxito

Emprender un negocio desde casa con éxito

Tener la idea es siempre lo más difícil a la hora de montar un negocio, pero eso no quiere decir que una vez la tengas el resto de las cosas vayan a ser fáciles. Comenzar un negocio siempre es un gran reto, pero emprender un negocio desde casa lo es todavía más, pero también es cierto que este modelo de emprendimiento puede reportarte grandes satisfacciones más allá de las puramente económicas. Las repasamos en este post donde te marcamos cuatro pasos imprescindibles que debes dar para emprender desde casa con éxito.

2019 se cerró en España con más de 660.000 autónomos (algo menos que en el año anterior), todos ellos con la ilusión de dar viabilidad a un proyecto empresarial propio. No todos lograrán su objetivo, de ahí que el número de autónomos haya descendido ligeramente, pero muchos sí y tú puedes ser uno de ellos si tienes una buena idea y trabajas en ella siguiendo una receta de ilusión, disciplina y buenas alianzas.

Emprender un negocio desde casa implica las exigencias de todo autónomo sumadas a las de que la vida personal y laboral compartan un mismo espacio físico. Esto requiere un mayor esfuerzo en materia de organización y desconexión pero te reporta beneficios importantes como ser tu propio jefe, adaptar tu agenda laboral a tus necesidades personales y familiares y poder tomar decisiones sobre el rumbo que deseas tomar en el proyecto en cada momento. Estos son los cuatro pasos que te proponemos seguir para asegurarte de emprender con éxito desde casa:

1. Prepara el espacio de trabajo

Que vayas a montar tu negocio en tu propia casa no quiere decir que puedas (o debas) hacerlo de inmediato. Es importante que antes prepares el espacio en el que vas a desarrollar tu proyecto y para ello deberías tener en cuenta lo siguiente:

Cuestiones legales

  • Si tu piso es de alquiler, debes asegurarte de que tu contrato permite que tengas tu domicilio social en el piso y que tu casero no pondrá ninguna pega.
  • En caso de que el proyecto que vayas a desarrollar implique almacenar material en casa, algo habitual en negocios de productos hechos a mano, además de tu contrato de alquiler también deberías revisar las condiciones de tu seguro de hogar. Comprueba que tener este material en casa no será un inconveniente para estar cubierto en caso de dar un parte.
  • Si contratas a alguien para que trabaje contigo, tu casa se convierte en un centro de trabajo y esto implica obligatoriamente que cuentes con un plan de prevención y riesgos laborales.
  • Ten en cuenta que al trabajar en casa podrás deducirte hasta un 30% de los gastos de agua, luz, Internet y teléfono, pero sólo del espacio que afecta a la actividad laboral. Esto deberás hacerlo constar en el momento de darte de alta en autónomos, donde indicas el grado de afectación en función de cuántos metros de la vivienda dedicas a “oficina”. Por ejemplo, si tu oficina ocupa 20m2, y esto supone el 15% del total de tu vivienda, podrás deducirte el 15% de gastos, pero no del total sino del 30%  máximo que te puedes deducir. 

Cuestiones prácticas

  • La estancia que elijas como espacio de trabajo debe tener la máxima iluminación y el menor ruido posible. Aunque lo ideal sería que la estancia sea independiente esto no siempre es posible, en tal caso, utiliza un elemento de separación con el resto del espacio, como una estantería, un biombo o una mampara.

2. Selecciona herramientas que te hagan la vida más fácil

Aunque hay quien contrata equipo, lo habitual cuando trabajas desde casa es que estés solo ante el peligro, por eso es de vital importancia que te armes con herramientas para emprender que te pongan las cosas fáciles y, a la vez, te den garantía de que tu trabajo está seguro y a buen recaudo. Aquí vamos a hacer repaso de algunas aplicaciones que pueden ayudarte a emprender con éxito en casa:

  • Almacenar contenido. Los datos son de vital importancia tengas el negocio que tengas y, además, si las cosas te van bien ocuparán cada vez más y más espacio. Por eso debes hacerte con alguna herramienta de almacenamiento masivo como Dropbox o Google Drive. Son programas básicos que tienen versión gratuita y de pago y al tratarse de almacenamiento en la nube, podrás acceder a ellos desde cualquier lugar.
  • Guardar contraseñas. El móvil, el ordenador, la cuenta de correo, etc. cada vez debemos crear más contraseñas. Quizás cuando las utilizabas a nivel usuario te bastaba con tener un documento en el escritorio de tu ordenador o incluso una libreta, pues bien, cuando tu trabajo depende de ello no puedes arriesgarte a un robo de datos o pirateo por contraseñas demasiado sencillas o accesibles a otras personas. Npass o Password Box son algunas de las herramientas que puedes usar para almacenar todas tus contraseñas online de forma segura.
  • Organizarse. La buena organización es probablemente una de las cuestiones más imprescindibles para que un autónomo que trabaje desde casa triunfe, pero, a la vez, es una de las cosas más difíciles. No te preocupes, no estás solo en el camino, hay infinidad de aplicaciones que te harán la vida más fácil. Desde la agenda de Google Calendar, hasta la aplicación de notas Google Keep, pasando por programas de organización y administración de proyectos, como Trello o Asana, el margen de elección es amplio.
  • Comunicarse con terceros. En todo negocio necesitas estar en contacto diario con otras personas, ya sean clientes, proveedores o partners. La tecnología nos lo ha puesto muy fácil para ello, no solo a través de videollamadas y conferencias sino a través de programas que te permiten incluso en la misma llamada compartir la pantalla de tu ordenador, como Hangout o BlueJeans. En caso de necesitar una reunión en persona, siempre podrás tirar de coworking y alquilar una sala por unas horas.

Recuerda que las aplicaciones que aquí te mencionamos son solo un ejemplo, existen muchas opciones para cubrir cualquiera de los objetivos que te planteamos. Bucea entre la oferta disponible para quedarte con la funcionalidad y, sobre todo, el precio que más te interesa en aquellas que son de pago.

3. Cuenta con la ayuda de especialistas

Zapatero a tus zapatos dice uno de nuestros dichos más populares y es precisamente lo que te recomendamos cuando empieces a trabajar en tu propio proyecto. Para que tú puedas dedicarte a sacar adelante tu producto o servicio y centrarte en lograr la máxima calidad y satisfacción de tus clientes, rodéate de proveedores de calidad y confianza. Debes tenerlo especialmente en cuenta en estos tres ámbitos:

  • Gestión administrativa y fiscalidad. Como has visto en el primer punto de este post, la fiscalidad de un autónomo tiene su miga. Si no quieres perder horas de tu vida archivando facturas y tirando de calculadora e impresos, plantéate la viabilidad de contratar un gestor que realice este trabajo.
  • Logística. Si lo que te traes entre manos es un producto que debes enviar a tus clientes, asegúrate de contar un proveedor de envíos (e incluso de almacenamiento de mercancía, si lo necesitas) que realice su trabajo correctamente. No te desentiendas de este proceso, al contrario, cerciórate de cuál es la satisfacción del cliente respecto a la recepción.
  • Procesos de pago. Como estás viendo, hay muchas cosas que te pueden ayudar a emprender desde casa con éxito, pero nada de esto tiene sentido si, llegado el momento, los clientes no pueden pagar de forma rápida y segura por tus servicios. Recuerda que con UniversalPay podrás contar con una pasarela de pago que acepta todo tipo de tarjetas, con la que puedes vender a cualquier país sin necesidad de cambiar de banco, donde puedes gestionar pagos recurrentes y donde cuentas con las máximas garantías de seguridad existentes. Además, podemos asesorarte sobre las tarifas planas más adecuadas según tus expectativas de facturación y modificarlas a medida que la empresa crece.

4. Pon el «modo autónomo» ON

 Ya hemos comentado en este post algunos consejos para emprender como que la disciplina es muy importante en la vida del autónomo, por ello te recomendamos que cuando emprendas esta aventura interiorices algunas de las particularidades de esta forma de trabajo:

  • Destierra el pijama. Que estés en casa no quiere decir que no debas seguir unas rutinas de trabajo. Imponte un horario y trata de respetarlo para poder estar al 100% durante tus horas laborales y para que, a su vez, el trabajo no ocupe todo tu día.
  • Sé organizado. No debes reportar ante nadie y eso puede hacerte creer que puedes confiar más de lo que deberías en tu memoria. No lo hagas, tira de herramientas para llevar un registro riguroso de agenda, proyectos, cobros y pagos.
  • Busca optimizar precios. En el día a día es probable que el tiempo te apremie y por ello caigas en la tentación de coger la primera oferta que encuentres de un proveedor, no lo hagas. Busca siempre varias ofertas y elige la mejor en su conjunto: servicios y precio.
  • Ten en cuenta que el cobro no es igual al ingreso del dinero. Puede que hagas una factura pero no la cobres hasta 30, 60 o incluso 90 días más tarde. Calendariza bien tus cobros y tenlo en cuenta a la hora de organizar también tus pagos. Es recomendable hacer revisiones semanales de los estados financieros.
  • Calcula la amortización de todas tus inversiones. A la hora de crecer estarás solo ante el peligro así que piensa y recapacita bien cada paso que das antes de verte inmerso en una inversión que tardarás demasiado en amortizar y pone en peligro tus cuentas.
  • Cuida tu imagen de marca. Tus correos electrónicos, tu página web o incluso tus llamadas de teléfono llevan la marca a la que representas, cuida los detalles como si fuera tu propio producto porque con ello puedes ganar o perder clientes.
  • No te rindas. Es probable que solo uno de cada 20 proyectos que presentes salga adelante así que tendrás que presentar muchos y ser paciente.
  • Haz networking. Aunque tu centro de operaciones esté en casa, siempre que te surja la oportunidad, acude a eventos, ferias y conferencias de tu sector para hacer networking.

Aunque todas estas recomendaciones para emprender un negocio desde casa te ayudarán a cumplir tu propósito, los mejores aliados serán siempre la ilusión y las ganas de que tu proyecto salga adelante.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies