¿Qué es la biometría? ¿Es un sistema seguro? Nosotros te lo explicamos.

La biometría es una tecnología basada en la identificación de las personas a través de algoritmos de características personales, físicas y morfológicas que son únicas y distintivas de cada individuo.

La biometría se ha abierto hueco en la industria tecnológica y son muchos los dispositivos que disponen de esta herramienta que, quizás, en unos años, acabe con las contraseñas de forma definitiva. Porque, ¿cuántas veces has olvidado una contraseña? Mastercard destaca que el 80% de las personas reconoce haber olvidado sus claves en los últimos tres meses.

¿Qué tipos de biometría existen?

  • Control por huella dactilar. Es el más conocido y extendido en cuanto a su uso Para identificar la huella, es previamente identificada y registrada en una base de datos mediante un lector que la digitaliza y almacena mediante un algoritmo. Una vez que se ha almacenado la huella personal, cuando volvamos a colocar el dedo sobre el detector, comparará ambas huellas haciendo que una coincidencia entre ellas, permita desbloquear el sistema de seguridad.
  • Hace referencia a la identificación del usuario mediante una autofoto. Para garantizar una seguridad plena y evitar suplantaciones de identidad mediante una fotografía fija, el sistema solicita al usuario que precise la ubicación o parpadee. Mediante una secuencia binaria, la coincidencia entre la fotografía previamente registrada y la que el usuario utiliza para desbloquear el sistema o permitir una operación, posibilitará que la operación quede validada.
  • Reconocimiento por voz. Utiliza la voz del individuo para lograr su identificación. El proceso de autenticación tiene en cuenta las variaciones que puede tener la voz ya que es prácticamente imposible repetir exactamente una misma frase. Por lo tanto, el sistema determina unas variables de similitud con las pruebas auditivas que se le han realizado previamente al usuario para guardar en la base de datos y poder compararlas para su identificación posterior.
  • Escaneo del iris. Este sistema de identificación biométrica es útil en aquellos procesos en los que se necesita una capa extra de seguridad.

La biometría ya nos sirve para mantener nuestros smartphones u otros dispositivos a salvo y su uso cada vez se generaliza más en los pagos móviles. Prueba de esta tendencia es que el 71% de los consumidores españoles considera que la autenticación de dos factores, en la que se utiliza la biometría, es una forma segura de confirmar el titular de la cuenta. Así lo señala un estudio de VISA del que se desprende que el 58% de los españoles cree que la autenticación biométrica para los pagos podría crear una experiencia de pago más rápida y más fácil que los métodos tradicionales. Para el 38% de los compradores españoles, la biometría es sinónimo de seguridad puesto que confían en que con este sistema sus datos estarán a salvo a pesar de que el dispositivo se pierda o sea robado.

Desde la llegada de los smartphones y aplicaciones que han transformado la forma de pagar con el móvil haciendo posible el pago con la huella dactilar, podríamos creer que el futuro de los medios de pago pasa por la biometría.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies