5 tecnologías para implantar la omnicanalidad en el retail

Cuando hablamos de estrategia omnicanal en el comercio, buscamos integrar el mundo digital, en toda su extensión, con el mundo físico, con el objetivo de que ambos canales sean vasos comunicantes y estén  totalmente diseñados para agregar valor, incluido en el momento del pago. Tal y como comentamos en nuestro informe “Futuro de Aceptación de Pagos”  , es necesario estar adaptado lo antes posible al comercio digital. La estrategia omnicanal implica muchas más acciones que la venta por Internet y el servicio de entrega en tienda, se trata de una conexión on y off que permite generar oportunidades de compra en todos los canales a través de los datos que genera el propio cliente, analizando su perfil, el patrón de compra y sus preferencias.

  1. El pago por móvil es una de las propuestas más versátiles para gestionar esta estrategia omnicanal. Y esto es porque existen tres factores que agregan valor en este sentido: una menor fricción, una mayor conveniencia y la reducción de costes. De esta manera, el móvil se posiciona como una herramienta de pago muy práctica y funcional. En este sentido, una de las tendencias generalizadas al alza es el showrooming o la búsqueda de información complementaria y comparación de precios en el móvil desde una tienda física.
  2. El Bluetooth L.E., a través de los iBeacons, es otra de las tecnologías más vanguardistas en el terreno de la omnicanalidad. Mediante pequeños dispositivos que se instalan en una tienda física y que se comunican vía Bluetooth con el smartphone del cliente, permiten al comercio guiar al cliente con mucha precisión dentro de la tienda.
  3. Destacan las APPs de comercio, que permiten un rápido aprendizaje sobre el comportamiento del cliente. Estos datos son utilizados para entender con mayor precisión la identidad del cliente y mejorar la conversión.
  4. Las soluciones m-POS también son un facilitador de las funcionalidades en la estrategia omnicanal, ya que se integran con el sistema de terminales de la tienda y ayudan a generar ventas incrementales, y además permiten proveer medios de pago alternativos e integrar información de otros canales.
  5. Los wearables, con aplicaciones que corren en sus pequeñas pantallas y permiten una experiencia de uso muy sencilla y diferente, en la que no es necesario el uso del teléfono ni, por supuesto, la tarjeta de crédito.

Esta fragmentación de canales favorece principalmente al comercio pequeño y son, precisamente las PYMES, las que tienen en su mano la adopción masiva de todas estas acciones en la estrategia omnicanal que conseguirán involucrar a los usuarios ofreciendo experiencias relevantes, personalizadas y adecuadas a sus expectativas. Esta integración de la tienda física y la digital es el gran desafío y el reto del sector retail en la actualidad.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies