Qué es el Big Data y qué ventajas tiene para tu Ecommerce

Qué es el Big Data y qué ventajas tiene para tu Ecommerce

Como ya te adelantábamos en nuestro artículo sobre qué es Lead Nurturing y cómo aprovecharlo en tu negocio, la necesidad de conocer los datos de quiénes son y qué hacen nuestros clientes y futuros compradores es imprescindible para la estrategia de comercio electrónico, más aún si cabe teniendo en cuenta la situación que estamos viviendo hoy en día.

Sin duda, los estragos que ha causado la Covid19 en las empresas es notable, pero, además, ha traído consigo un crecimiento jamás visto en el uso de Internet y en la forma en la que se generan los datos. Un estudio realizado por We are social y Hootsuite determina que casi el 60% de la población mundial está conectada en la actualidad, más de 4.600 millones de usuarios, lo que supone un incremento con respecto al último año del 7,3%. ¿Te imaginas la cantidad de millones de gigabytes de datos que se están manejando en la red hoy en día y que pueden serte de utilidad?Precisamente, el Big Data nace bajo esta premisa, recabar una ingente cantidad de datos de diferentes procedencias para traducirlos en información útil y que se pone a disposición de las empresas. En el siguiente artículo explicaremos cómo puedes aprovecharlo en tu negocio y lo importante que puede ser para futuras estrategias comerciales y de comunicación y, en consecuencia, para aumentar los beneficios.

¿Qué es el Big Data?

El Big Data se refiere al procesamiento de grandes cantidades de datos en tiempo real en busca de patrones que permitan clasificarlos en volúmenes más pequeños. Una de las características principales por la que adquiere esta terminología es por la cantidad de información que se tiene que manejar, tanta que es necesario utilizar sistemas y técnicas de análisis distintas de las que se utilizan normalmente, como puede ser una base de datos recogida en un documento Excel o un sistema CRM.

Aunque es en la última década cuando se ha popularizado este término, ya se hablaba de ello en los años 90 por investigadores de la NASA cuando se dieron cuenta de los problemas que suponía para los sistemas informáticos de la época tener que procesar toda la información que se creaba y que cada año crecía de forma exponencial. De hecho, por aquel entonces lo conocían como “la problemática del Big Data”, sin embargo, gracias a que hoy en día la tecnología también mejora y es más accesible, incluso las pequeñas empresas pueden beneficiarse de su uso pudiendo encontrar en el mercado servicios que ofrecen estos servicios por un módico precio.

Este término, aunque en principio pueda parecer que hace referencia al volumen de datos procesados, que tiene claramente su origen en la omnicanalidad, también atiende a otras dos variables: la variedad y la velocidad, que en conjunto forman las conocidas por 3 Vs del Big Data. La segunda característica, la variedad, es el segundo distintivo inherente a ella debido a los distintos tipos de datos que los usuarios generan como, por ejemplo, cuántas veces visitó una web, qué secciones visitó, si realizó alguna compra o si ha interactuado con la marca a través de alguna red social. Y, por último, la velocidad, que posiblemente sea la característica más relevante del Big Data en cuanto al manejo de datos se refiere. Ya que debido a la velocidad con la que se generan los datos, se acceden a ellos, su almacenamiento y posterior procesamiento, el flujo debe ser óptimo para trabajarlos en tiempo real y poder actuar en el menor tiempo posible.  

¿Cómo puede el Big Data ayudar a tu ecommerce?

Como cualquier avance tecnológico, al comienzo puede presentar muchas dudas sobre sus aplicaciones y qué ventajas puede aportar los negocios, en este caso a los comercios electrónicos. Sin embargo, una de las ventajas que encuentran las empresas que deciden apostar por este servicio, por grandes o pequeñas que sean, es la variedad de información que se puede recopilar para convertirla en insights útiles y tomar decisiones de forma rápida y eficiente e incluso anticiparse a las tendencias y a las necesidades de los usuarios. A este proceso se le conoce como Smart Data. 

Esta tecnología, para que realmente pueda aplicarse de forma eficiente en ecommerce y poder así obtener los resultados deseados, no solo basta con recabar datos y cruzarlos con otras fuentes externas, sino que también es necesario saber convertirla en información de valor para poder utilizarla. 

Por ello, un sistema Big Data sólido te permitirá estructurar desde los más genéricos como datos demográficos o socioeconómicos hasta los más categóricos como las interacciones que ha realizado el usuario con una publicación determinada, si realizó alguna compra, su histórico de búsquedas en la web o incluso el gasto medio que tiene con determinados productos. Interesante ¿verdad?

Ventajas del Big Data para tu negocio

En primera instancia, lo más importante que se tiene que saber es qué objetivo se quiere conseguir para evitar incurrir en gastos innecesarios en caso de que estés pensando en solicitar este tipo de servicio. A continuación, te mostraremos algunas de las ventajas que las empresas pueden encontrar en su uso.

1. Predicción de la demanda

Gracias a los patrones que se pueden encontrar en los datos generados se puede predecir qué búsquedas se están realizando, las preferencias de los consumidores o incluso anticiparse a una demanda creciente de un producto o servicio concreto. De esta forma podrás adelantarte a los competidores y enfocar todo el esfuerzo en una estrategia de marketing acorde a las previsiones.

2. Optimización de los recursos

El Big Data no solo se puede usar para obtener datos de usuarios, sino que también puede ayudar a la empresa a optimizar el almacenaje de productos, evita problemas de inventario o incluso se pueden encontrar rutas para los envíos más eficientes y económicos. Como ves, cualquier información que sea mesurable puede ser susceptible de recoger, analizar y categorizar en función de tus necesidades.

3. Mejora la experiencia del cliente

La posibilidad de estudiar de forma 360º a los usuarios que componen las bases de datos no solo permite conocerlos, sino que también anticiparse a sus necesidades para ofrecerle recomendaciones y ofertas y mejorar así la conversión. 

4. Identifica mejoras que implementar

Como solemos decir, aprender de los resultados es síntoma de que la herramienta se está aplicando correctamente. Dependiendo del papel que juegue este sistema en tu comercio online te permitirá realizar los cambios necesarios para mejorar una o varias de las fases implicadas en el proceso comercial. 

En conclusión, si tuviésemos que calificar el Big Data con un término sería el de la “personalización”. Las posibilidades de hacer crecer tu negocio con los datos que ya posees será una forma ventajosa de explotar al máximo toda esa información y atraer así nuevos clientes potenciales y aumentar los beneficios.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!