Qué es el Eye Tracking y qué beneficios tiene para tu e-commerce

Qué es el eye tracking y beneficios

Comprender a un consumidor desde que aterriza en un ecommerce cada vez es más importante para las marcas para poder conocer sus preferencias y sus comportamientos y poder así adelantarse a sus decisiones de compra.

En este ámbito, el neuromarketing, ciencia que se encarga de aplicar diversas técnicas de neurociencia al marketing, ha desarrollado numerosas herramientas que están enfocadas en las percepciones humanas a través de los sentidos y las emociones, por ejemplo, las relacionadas con los olores a través del marketing olfativo, o la auditiva a través de la música, ¡esta seguro que te recuerda a esos hilos musicales de ciertos establecimientos!

Aunque existen otras muchas técnicas, no todas están pensadas para poder aplicarlas a un entorno digital. Por ello, se creó la conocida como “Eye Tracking”, o traducido al español “seguimiento ocular”, y que en el siguiente artículo te contaremos en qué consiste y los beneficios que pueden aportar a tu ecommerce.

¿Qué es el Eye Tracking?

Como comentábamos anteriormente, el Eye Tracking o “seguimiento ocular” no es ni más ni menos que una herramienta de análisis que tiene como función hacer un seguimiento de lo que un usuario ve en una pantalla, en este caso, en un ecommerce.

El comportamiento visual que tiene cada usuario en una tienda online es distinto de la del resto. Por ejemplo, hay personas que ya conocen el ecommerce y se fijan directamente en la barra del buscador para encontrar rápidamente el producto que necesitan o realizan un filtrado de los productos según sus necesidades. Por otro lado, también encontramos a usuarios que al entrar se fijan directamente en el primer producto que aparece en la lista… ¿ves la diferencia?

Como vemos, cada persona tiene un comportamiento distinto según sus gustos o necesidades, sin embargo, gracias a la técnica del Eye Tracking podrás observar qué áreas de tu ecommerce son las más “atractivas” para ellos. Interesante ¿verdad?

¿Cómo funciona el Eye Tracking?

Es posible que estés pensando que este tipo de tecnología es muy cara o que no está al alcance de cualquiera… posiblemente hace unos años sí, pero cada vez es más asequible y su uso más extendido entre las marcas.

De hecho, el proceso para utilizar esta herramienta no es tan complicado como parece y será la empresa contratada quién se encargue de su montaje y posterior procesado. Pero como seguro que te pica la curiosidad, por lo general, su funcionamiento consiste en:

  1. El primer paso es realizar una simulación de compra en el ecommerce en el que se utilizará una o varias personas, que harán las veces de clientes corrientes, y sobre las cuales se sacarán los resultados.
  2. El proceso para recoger los datos consiste en colocar dos cámaras, una a modo de emisor en la pantalla del ordenador y otra con función receptora cerca de los ojos de la persona. La situada en la pantalla emitirá una luz infrarroja dirigida a los ojos del usuario que producirá distintos reflejos según los movimientos oculares. La otra cámara recogerá estos reflejos y detectará hacia qué puntos de la pantalla se han dirigido para detectar los “puntos calientes” o zonas de mayor interés para el usuario.
  3. Posteriormente, un software procesa los datos y “dibuja” los movimientos y las acciones llevadas a cabo por los usuarios para ver los resultados.
  4. Y por último, una vez se tengan los resultados, es el momento de adecuar el ecommerce a ellos distribuyendo la información más relevante o que más interesa promocionar en esos puntos calientes para favorecer que el cliente los vea con mayor facilidad.

Aunque este es el procedimiento estándar, en el mercado existen diferentes versiones mejoradas de este sistema que permiten al usuario hacer clic con determinados movimientos de los ojos o incluso captar la dilatación de las pupilas para comprobar su estado emocional o dibujar las rutas que sigue el ojo durante la sesión a través de un mapa de puntos.

Aunque pueda parecer que esta tecnología es una novedad, en los años 80 ya se utilizaban versiones más rústicas en investigación médica y fue a finales del siglo XX cuando comenzó a aplicarse a otras áreas como el marketing. Desde entonces, y hasta día de hoy, los especialistas en marketing han determinado que los patrones más utilizados son el F (visualizamos el contenido de izquierda a derecha comenzando por arriba) y el Z (comenzamos en la parte superior izquierda y dibujamos visualmente una zeta en la página).

El Eye Tracking y sus beneficios

Tendemos a pensar que el proceso de compra es el momento comprendido entre que el usuario elige el producto y realiza la compra, pero va mucho más allá. Imagina que estás sentado en tu sofá y piensas en que quieres o necesitas comprar un producto. Es aquí donde comienza a activarse todo ese proceso y en el cuál hay que trabajar porque primero necesitará encontrar tu tienda online, acceder a ella, realizar la búsqueda del producto, etc.

¿Y cómo puede ayudar el Eye Tracking a tu ecommerce? Sin duda nos encontramos ante una potentísima herramienta que ofrece unos beneficios que te permitirá aumentar las ventas en tu tienda online.

1. Reorganización del ecommerce

A través de los resultados obtenidos, podrás comprobar qué zonas del ecommerce son menos visitadas y cuáles reciben la mayor atención. De esta forma, puedes reorganizarlo para colocar secciones o productos atractivos en determinados lugares y evitar tener demasiadas “zonas frías” o muertas.

2. Mejora la experiencia del usuario

Unido al punto anterior, el Eye Tracking permite comprobar si el usuario consigue moverse de forma fácil e intuitiva por la tienda, también conocida como usabilidad web, además de saber cuánto tiempo pasa mirando algunas zonas. Si el resultado visual es muy errático, es posible que no consiga moverse con facilidad dentro del ecommerce, por lo que será necesario plantear una posible reorganización de este.

3. Mayor efectividad de los mensajes

Imagina que has colocado un banner donde vas a informar al usuario de las ofertas y promociones que tienen a su disposición. Si el Eye Tracking demuestra que no tiene el suficiente atractivo, es decir, no es una “zona caliente” donde los usuarios fijen su mirada, es hora de replantear su disposición.

4. Aumenta la conversión

Sin duda, uno de los principales objetivos para implementar esta herramienta a tu estrategia es la de aumentar las ventas en el sitio web. Si observas a través del mapa de calor generado por el Eye Tracking que el seguimiento lógico que debería seguir un usuario que realiza una compra genera zonas frías, habrá que comprobar el motivo y solucionarlo para mejorar este proceso.

Para finalizar, habrás comprobado en este y otros de nuestros artículos que existen numerosas herramientas y estrategias que te ayudarán a aumentar las ventas en tu ecommerce. Y si unes ésta a un método de pago seguro y eficaz como el que ofrecemos en UniversalPay, la venta está asegurada. 

¿Te ha gustado esta entrada? ¡No dudes en compartirlo!